jueves, 12 de abril de 2012


Recitado



Una gotita, gotita de miel
en mi yeso Buenos Aires.
Con ginebra un tango
en compás de renguera
no me deja acercar
a tus piernas hechiceras.
Aquellas que bailan
solas, locas
el tango más azul
de la tarde
y al corazón
provocan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada